Los minerales y sus principales funciones

Los minerales son elementos químicos imprescindibles para un correcto funcionamiento metabólico. El agua se encarga de transportar por nuestro organismo los electrolitos, que son partículas minerales en solución.

Los minerales se pueden clasificar según la necesidad que el organismo tiene de ellos:

- Macrominerales, también llamados minerales mayores, son necesarios en cantidades mayores de 100 mg por día. Entre ellos, los más importantes que podemos mencionar son: sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio y azufre.

- Microminerales, también llamados minerales pequeños, son necesarios en cantidades muy pequeñas. Los más importantes para tener en cuenta son: cobre, yodo, hierro, manganeso, cromo, cobalto, zinc y selenio.

Funciones de los principales minerales:

Sodio: Participa en el mantenimiento de la presión osmótica (exterior de la célula). Interviene también en la transmisión nerviosa y en el mantenimiento del equilibrio ácido-base.

Potasio: Mantiene la presión normal en el interior y el exterior de las células, regula el balance de agua en el organismo, disminuye los efectos negativos del exceso de sodio y participa en el mecanismo de contracción y relajación de los músculos (sobre todo en los pacientes cardíacos).

Calcio: Es el mineral más abundante en el organismo. Constituye los huesos e interviene en la coagulación de la sangre. También participa en la transmisión nerviosa y forma parte de la estructura de varias enzimas.

Fósforo: Compone, junto al calcio, los huesos y los dientes. Forma parte de muchas sustancias orgánicas implicadas en la obtención y transmisión de energía y material genético.

Magnesio: Confoma, entre otros, el hueso. Indispensable para el buen funcionamiento de los músculos, nervios y huesos. Es necesario para la actividad de muchas enzimas; especialmente las que intervienen con el ATP(Adenosina trifosfato). En este proceso, el magnesio se une al ATP y no a la enzima.

Azufre: Participa en la síntesis del colágeno (mantiene unidas a las células) e interviene en el metabolismo de los lípidos y de los hidratos de carbono.

Cobre: Participa en la formación de la hemoglobina, y es fundamental para el desarrollo y mantenimiento de huesos, tendones, tejido conectivo y el sistema vascular.

Yodo: Interviene en el crecimiento mental y físico, el funcionamiento de tejidos nerviosos y musculares, el sistema circulatorio y el metabolismo de otros nutrientes.

Hierro: Posibilita que el oxígeno llegue a todas las células. Esto se debe a que forma parte de la hemoglobina y de la mioglobina, que transporta oxígeno al músculo. También forma parte de bastantes enzimas. Este mineral se puede almacenar grandes cantidades en el cuerpo, asociado a una proteína llamada ferritina.

Manganeso: Es necesario para el crecimiento de los recién nacidos, esta relacionado con la formación de los huesos, el desarrollo de tejidos y la coagulación de la sangre, con las funciones de la insulina, la síntesis del colesterol y como activador de varias enzimas.

Cromo: Interviene en el metabolismo del azúcar, por lo tanto está presente en la utilización de la glucosa y en el crecimiento.

Cobalto: Se encuentra exclusivamente formando parte de la vitamina B12. Producción de glóbulos rojos y la formación de mielina.

Zinc: Colabora con el correcto funcionamiento de la glándula prostática y el desarrollo de los órganos reproductivos. Interviene en la síntesis proteínas y colágeno. Intervienen la respuesta frente al estrés. Es un potente antioxidante natural ya que es un componente de la enzima antioxidante superoxidodismutasa.

Selenio: Es un antioxidante que previene las reacciones excesivas de oxidación, y su acción se relaciona con la actividad de la Vitamina E.

Flúor: Forma parte de la estructura de los dientes y huesos; aunque no es un componente estrictamente esencial.

Cloruro: Interviene en los equilibrios iónicos y osmóticos. Forma parte del jugo gástrico.

Relacionados:

Ir a Artículo: La importancia de las vitaminas en nuestra alimentación

Ir a Categoría: Vitaminas y minerales